PQRS
PQRS
Noticias
Noticias

Personería interviene ante riesgo en infraestructura del colegio Kennedy

El próximo 24 de abril se reunirán representantes de la administración municipal, autoridades del colegio y de la Personería de Pereira para establecer el inicio de las obras de reparación

La intervención de la Personería de Pereira permitió establecer compromisos de la Secretaría de Educación Municipal para agilizar la reparación de daños en la infraestructura de la Institución Educativa Kennedy, situación que afecta la normalidad académica de más de 1500 estudiantes de este colegio. 

La Personera Delegada en Medio Ambiente y Urbanismo, Jessica Melo, encabezó una visita técnica el pasado jueves, que junto a la  Dirección Operativa de Gestión del Riesgo ( Diger) y las Secretarías Municipales de Educación e Infraestructura sirvió para verificar los daños en la Institución Educativa y buscar una solución inmediata.

“Logramos avanzar en temas como: conocer la magnitud de los daños que tiene la infraestructura del colegio y en el compromiso de la Secretaría de Educación para agilizar la ejecución del proyecto”, dijo la Personera Delegada.  

Tras la granizada de pasado mes de febrero, el colegio presenta varias tejas dañadas, que en esta temporada de lluvias ha ocasionado inundación en los salones, pero además tiene a los estudiantes en situación de hacinamiento y recibiendo clases con interrupciones entre semana, ya que las aulas deben ser compartidas entre varios cursos.

CRECE PREOCUPACIÓN
“Desde la Personería de Pereira, estamos pendientes de esta situación que viene afectando a la comunidad de la Institución Educativa Kennedy. El Objetivo es lograr que las obras de reparación inicien lo más pronto posible para garantizar que los estudiantes tengan un ambiente óptimo para el desarrollo de sus jornadas académicas”, agregó Melo.  

Adicionalmente al problema de las tejas, el desgaste y fractura de algunas columnas de madera ha llevado a las autoridades del colegio a tomar la decisión de inhabilitar 14 aulas, ya que el peligro aumentó después del sismo de 6.0 que se registró el pasado 23 de marzo.

“Nos preocupa que pueda ocurrir una tragedia con los niños. Por esa situación hemos tenido que modificar algunos horarios de clases y que algunos cursos compartan los mismos salones de clases”, explicó la rectora Bertha Clemencia Jaraba Villardy.

Según secretaría de educación, el presupuesto para reparar los daños está listo para ejecutar. 30 millones fueron aprobados para adelantar la recuperación de la infraestructura.


Fecha: 16 de Abril de 2019
Califique esta publicación
Puntuación: 5 / Votos: 1
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+

Area de comentarios

Deja tu comentario: